¿Por qué DoblArte?

Estoy aquí para ayudarte a entender que el mundo del doblaje abarca más de lo que imaginas

Jose Rua delante del atril en Doblarte

Mucha gente piensa que para doblar películas, basta con colocarse en el atril, tomar unos cascos, un micro y ¡a doblar se ha dicho!.

Para llegar a ser un buen actor de doblaje, no basta con tener una bonita voz.  

Son muchas las disciplinas necesarias, pero con práctica y más práctica, al final, todo se consigue.

QUIÉN SOY

Soy Jose Rua, director y profesor de doblaje en Doblarte.

Dicen de mí que soy un “profe” muy claro, directo y apasionado dando clases, que todo lo que explico lo hago desde el profundo conocimiento y con infinita facilidad.

Es la mejor descripción que pueden hacer de mi porque amo esta profesión.

Tengo una clara misión desde que en 2018 abrí mi escuela de doblaje. Hacer que aprendas esta técnica como un profesional mediante clases divertidas, dinámicas y 100% prácticas.

Disfrutar y aprender con cada alumno que pasa a diario es la mayor de las gratificaciones que obtengo.

Pero permíteme que te cuente cómo llegué hasta aquí.

La vida nos envía señales y a veces no nos damos ni cuenta

Jose Rua, CEO de Doblarte, interpretando en teatro junto a dos comapañeros

Siempre me llamó la atención la interpretación. 

De pequeño jugaba con mi hermana a ser grandes estrellas musicales, nos disfrazábamos con palo de escoba y fregona en mano. 

¡Un auténtico show el que montábamos!

Quizá era la sangre artística de mi padre la que brotaba en aquellos momentos.

El caso es que, como cualquier niño de 6 años, soñaba con lo que veía en la tele.

¡Pero crecí y mi pasión por la interpretación seguía estando ahí!.

Cursé mis estudios hasta lo que, en mi época, se denominaba COU (si eres de la década de los 80 lo sabrás) y si no, ya te digo que equivalía a lo que hoy día es bachillerato.

No me sentía preparado para comenzar una carrera. Así que decidí ese año tomármelo “sabático” para pensar bien qué hacer con mi vida.

Fue entonces cuando la vida me envió una señal

Ese verano me apunté a un curso intensivo de doblaje por mediación de una amiga y…

¡Woooow!

Disfruté taaaanto que decidí matricularme en el anual.

De ahí pasé a tener pequeños papeles (takes) y poco a poco me afiancé en esta profesión.

Me gustaba tanto que opté por comenzar a hacer teatro.

Llegué a montar mi propia compañía teatral y hacer giras con una de nuestras obras.

¡Me apasionaba recorrer España!.

Pero todo esto no daba para vivir, triste, pero así es.

Fue cuando decidí matricularme en la Escuela Superior de Arte Dramático de Sevilla y acabé por licenciarme en Arte Dramático.

No te voy a engañar, seguía enamorado del doblaje.

Marché a Madrid para cursar algún Máster que otro y acabé quedándome 4 años por allí.

Compaginaba mi trabajo con audiciones a puertas abiertas, y me inscribía a todos los castings que salían. Incluso, de vez en cuando, realizaba takes de forma esporádica.

¿Pero sabes qué?

Sentía que no hacía lo que deseaba, algo dentro de mi decía que ese no era mi lugar.

Y…¡zasssss!

¡Me enfadé con el mundo y abandoné!.

Me marché a Londres a “cambiar de aires” (y de clima, y de comida… Bueno y a aprender inglés para tener mejores opciones). 

Tuve un buen puesto de trabajo, no lo voy a negar, reconocimiento laboral y económico. 

Pero…

Tampoco era mi sitio.

Añoraba el atril.

Y dirás, ¿menudas vueltas has dado Jose?

Pues sí, demasiadas, pero así es la vida, te muestra señales y a veces, no nos fijamos.

Mi señal era que tenía que volver a España para desarrollar lo que tanto me gustaba y no me daba ni cuenta.

Decepciones, desarrollos y progresos

Así nació DoblArte

Jose Rua enseñando doblaje en Doblarte

Tengo que admitir que volver a España fue como un soplo de aire puro.

Nunca mejor dicho, la verdad, porque solo con las horas de sol ya me compensaba.

A mi regreso retomé un curso de reciclaje en el doblaje y comencé con las audiciones.

Me di cuenta de algo.

Quería dedicarme a ello profesionalmente como docente.

Contaba con experiencia y era capaz de todo.

Siempre me apasionó la docencia y… ¿Por qué no? 

Jose Rua enseñando doblaje en Doblarte

Y así, me aventuré a crear DoblArte.

Mi propia escuela de doblaje, la cual dirijo y en la que imparto clase junto a un equipo de profesionales.

No resultó tarea fácil.

Comencé con tres alumnos, lo cual, como comprenderás, no me daba para vivir.

Pero poco a poco, se fue corriendo la voz y cada vez aumentaban los alumnos.

Se organizaban más grupos.

Y lo que más ilusión me hacía: mis alumnos finalizaban felices y preparados para enfrentarse a audiciones.

A día de hoy, he conseguido tener una escuela con renombre, DoblArte se ha consagrado como una gran escuela de doblaje, donde los alumnos obtienen buenos resultados.

Jose Rua en pose de superación carretera con montañas de fondo

“Si no escalas la montaña, jamás podrás disfrutar del paisaje”

Pablo Neruda
Ahora que ya conoces mi trayectoria y cómo puedo ayudarte, estaré encantado de tenerte en DoblArte con tu iniciación, perfeccionamiento o reciclaje en el doblaje.
¿Quieres más información?

Has llegado hasta aquí y quieres saber un poco más sobre el doblaje.

Pues déjame tus datos que no tardo nada en responder.

¿Charlamos? Dime sobre qué necesitas información y no tardo nada en responder.